Adorable nuevo programa de refugio permite que los niños lean a los perros

Los niños y los animales hacen las combinaciones más preciosas. Cuando estas dos adorables criaturas se encuentran, el resultado solo puede ser algo sorprendente. Una organización se está aprovechando de este dúo dinámico con un nuevo programa innovador.

La Missouri Humane Society ha lanzado un programa que les permite a los niños leer a los perros que están atrapados en el refugio. El proyecto, conocido como Shelter Buddies, fue diseñado para ayudar a los niños a practicar sus habilidades de alfabetización, y podría ser la idea más brillante que existe.


A veces los niños que están aprendiendo a leer son tímidos con respecto a otros humanos. No quieren sufrir la vergüenza de estar equivocados, por lo que no leen tan a menudo como lo harían si estuvieran en un entorno más cómodo. Este programa es la solución perfecta para ese problema.


En lugar de leer en voz alta a otras personas, lo que puede ser bastante intimidante, los niños pueden leerle a los perros que se quedan en el refugio. Los perros son muy amables y sin prejuicios: constituyen la audiencia perfecta para un lector practicante. Sin mencionar que ellos mismos no saben leer y escribir, ¡así que nunca serán críticos!

Por supuesto, como proyecto del refugio, este proyecto fue diseñado para beneficiar a los perros también. Los cachorros que esperan ser adoptados no interactúan con los humanos casi tanto como quisieran, si es que lo hacen. Este genio programa cambia completamente eso.


Ahora los perros llegan a escuchar las voces calmantes de los humanos mientras los niños practican sus habilidades literarias. Estar cerca de una persona y sentir su buena energía es calmante para los animales. Desde que se introdujo, el programa Shelter Buddies redujo drásticamente la ansiedad de los perros.


Esto es especialmente esencial para el bienestar de los perros, porque ser un animal de refugio no es exactamente un paseo por el parque. Muchos de estos seres fueron rescatados de circunstancias horribles, y pasan gran parte de su tiempo con la esperanza de nunca volver a estar en la misma situación.


Por mucho que les guste a las personas que trabajan con los perros, simplemente no pueden dar a estas criaturas todo el amor y la atención que merecen. Trabajan con espacio limitado, recursos limitados y presupuestos ajustados. La mejor esperanza que estos cachorros tienen de prosperar es ser adoptados, por lo que hasta ahora estas sesiones de lectura sirven como una ventana de dicha en un mar de niebla.

Estas interacciones regulares ayudan a ambas partes involucradas a mejorar sus habilidades sociales. Mientras más perros estén alrededor de los humanos, más tranquilos y sociables serán. De esa manera cuando finalmente conozcan a sus familias para siempre estarán listos para irse a casa con ellos.


Ayuda a los niños a ser más sociales también. Pueden estar cerca de los otros participantes del programa, por lo que se acostumbran más a estar cerca de otros niños mientras se concentran en una tarea específica. Sin mencionar que aunque cada niño le está leyendo a un perro, el niño está cerca de los otros niños leyendo. Esto hará que la idea de leer en clase parezca menos aterradora.


Los niños pueden vincularse con los perros a una edad temprana y obtener una apreciación única por los animales. Algunos psicólogos dicen que se puede aprender mucho sobre una persona en función de la forma en que trata a otras criaturas, por lo que desarrollar estas interacciones positivas a una edad temprana ayudará a formar a los niños en personas más compasivas y responsables.

Comentarios

Entradas populares