Mamá dando a luz no se da cuenta de que su Corgi nunca se va de su lado, entonces el fotógrafo le muestra estas fotos

Como fotógrafo de nacimiento, cada oportunidad que tengo de documentar un parto en el hogar es especial, pero esta familia ocupa un lugar especial en mi corazón. He tenido el honor de capturar los nacimientos de dos de los tres hijos de Brooke. En cada caso, ella tenía un miembro de la familia muy especial allí para ayudarla a través de la experiencia.


Ryder vendría y verificaría a su madre y se aseguraría de que todo estuviera bien. De dejarla abrazarlo a través de la contracción ...



... a mirarla mientras controlaba sudolor


Ryder no pudo ver el nacimiento de Berkeley pero su hermano Ranger estaba allí para intervenir


Ranger estaba muy emocionado. Se podría decir que sabía que algo estaba sucediendo. Él saltaba a la cama para darle un beso tranquilizador y hacerle saber que ella podía hacer esto.


Fue algo hermoso de ver: el vínculo entre mamá y bebé y el mejor amigo del hombre


Esto me hizo tomar nota. No es algo que ves todos los días. Él era una presencia tranquilizadora cuando el poder y la intensidad de sus contracciones comenzaron


Cuando nos mudamos a la tina de parto, Brooke progresó tan rápido


Mientras el esposo de Brooke y Jenny la ayudaban a atravesar cada contracción, Ranger venía y le daba otro beso tranquilizador


Una vez que la dulce Berkeley estuvo aquí todos estaban contentos. ¡ERA UNA CHICA!


Cuando le envié la vista previa de las fotos a Brooke, ella no tenía idea de que él nunca se había apartado de su lado


La parte más bella de esta historia es que su madre, Brooke, es una doula. Ella navega y consuela a tantas madres hermosas como ella a través del viaje más duro de sus vidas

Comentarios

Entradas populares