Estas sillas de ruedas para mascotas hechas a mano dan una segunda oportunidad a los animales discapacitados.


Jazmín Álvarez decidió usar su afición por el diseño rústico para salvar a los animales abandonados de la eutanasia forzada.


Ella dirige una pequeña organización no gubernamental, "Rescaes" (Rescatados con necesidades especiales) como refugio para perros abandonados en Itapuami Luque, en las afueras de la capital, Asunción. También convirtió los materiales desechados en sillas de ruedas hechas a mano para perros y gatos con discapacidad.


"Para los perros y gatos pequeños, lo que hacemos es utilizar un tipo de tubería de PVC y todo tipo de materiales reciclables, ruedas, carritos, monopatines, todo lo que sea ligero y pueda reutilizarse", dijo.


Ya ha fabricado más de cien sillas de ruedas de animales para perros y gatos, y una vez incluso se le pidió que hiciera una para un cerdo mascota.

                     

Comentarios

Entradas populares