Gatita de Karl Lagerfeld podría heredar su fortuna de 200 millones de dólares.


La gata de Karl Lagerfeld, Choupette, ya era el gato más famoso de la moda.

Ahora, la mullida gata birmano blanco del difunto diseñador de modas podría estar a punto de convertirse en el felino más rico del planeta.



La mimada gata de ocho años ha disfrutado de un estilo de vida millonario desde que Lagerfeld la "secuestró" en 2011 de su joven amigo, el modelo masculino Baptiste Giabiconi.

 CRÉDITO: THE INDEPENDENT

Mucho antes de su muerte el martes, Lagerfeld dijo que se había asegurado de que ella continuaría viviendo en el estilo al que se había acostumbrado, con su propio guardaespaldas personal y dos doncellas.

"Choupette es una chica rica", dijo una vez a la televisión francesa, insinuando que la había escrito en su testamento.

"Ella tiene su propia fortuna", agregó, que se estima en alrededor de tres millones de euros (3,4 millones de dólares) que ganó con él haciendo anuncios para una empresa automovilística alemana y una marca de cosméticos japonesa.

 Lagerfeld diseñó para Chanel, Fendi y su propia marca hasta su muerte, de 85 años.

CRÉDITO: US MAGAZINE

Choupette es una figura de culto en el mundo de la moda, con más de 170,000 seguidores en las redes sociales.

También es la heroína de un libro, Choupette: La vida privada de un gato de la moda de alto vuelo, donde fue fotografiada en brazos de la supermodelo Linda Evangalista y acurrucada con la modelo Laetitia Casta.

El libro incluye recetas para sus comidas favoritas preparadas por algunos de los mejores restaurantes de París. Una comida típicamente suntuosa es una mezcla de cangrejo real, salmón ahumado y caviar. Y a diferencia de los gatos comunes, Choupette come en una mesa.

CRÉDITO: COSMOPOLITAN

"Ella es como un ser humano, solo con una calidad extra", bromeó Lagerfeld.

A pesar de su reputación como gastrónoma, el diseñador le prohibió hacer anuncios de comida para gatos.

"Ella es demasiado sofisticada para eso", "Choupette es el centro de mi mundo".

"Ella tiene algo inolvidable en la forma en que se mueve. Estoy inspirado por su elegancia y su actitud", dijo.

Sin embargo, Choupette, que no ha twitteado desde la muerte de Lagerfeld, a veces fue utilizada para entregar mensajes a su dueño..

El actor francés y activista por los derechos de los animales, Brigitte Bardot, le escribió una carta en 2015 para pedirle que "ronronee en el oído" de su dueño para que "deje de usar pieles en sus colecciones".

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA