Perrito anciano que extraña a su papá aprende a abrazar a un maniquí en su lugar.


Un dueño de un perro que tiene ansiedad por separación ha empezado a utilizar un muñeco para mantener feliz al pequeño canino.

El perro Shorty de Marc Peralta "ladra y llora y simplemente no puede calmarse" cuando su papá está fuera, Vintage Pet Rescue escribió en Facebook la semana pasada.

Peralta maneja la Vintage Pet Rescue en Massachusetts y, según el sitio web de noticias de The Dodo, ha estado con Shorty por 11 años.


Desafortunadamente, la vejez de Shorty con 15 años significa que el pug no se puede mover tan bien como solía hacerlo y necesita pasar más tiempo en la casa. Tampoco le gusta cuando su dueño se tiene que ir.

Crédito: Kristen Peralta

La esposa del Sr. Peralta, Kristen, dijo que el perro no se calmará incluso si él está en manos de otra persona.

"Solo quiere a su padre", dijo la señora Peralta.

La señora Peralta decidió comprar un muñeco de tamaño natural en una tienda de Halloween y vestirlo con la ropa de su marido.

El maniquí tiene una camisa, una gorra de béisbol e incluso tatuajes de manga falsos para la parecerse más al Sr. Peralta.

Crédito: Kristen Peralta

Shorty terminó durmiendo toda la noche abrazando al muñeco. A muchos usuarios de Facebook les encantó la idea, uno de ellos lo llamó "genio".

Parece que más perros ahora disfrutan de la compañía del maniquí después de que el refugio subiera una foto de tres perros abrazados a el maniquí el jueves.

Comentarios

LO MÁS SUAVE