Su amiga le tomó una foto mientras esparcía las cenizas de su perro, y esto fue lo que sucedió.


Ashley Lang perdió recientemente a su amado Golden Retriever de 12 años llamado Wagner, pero ahora tiene una foto asombrosa para recordarlo.

Estaba esparciendo las cenizas del perro cuando un amigo tomó una foto. Lo que capturó parecía ser una silueta blanca de su perro.



Cuando su amado Wagner murió, ella llevó sus cenizas a su lugar favorito. Esto fue lo que pasó.


"Es bastante notable ... la cola y las piernas y parece que está, ya sabes, saltando para subir al cielo", dijo Lang a CBS Chicago. "Todo el mundo lo sigue llamando el perro ángel".

Ashley dijo que ella cree que fue la manera en que Wagner dijo su último adiós.

Comentarios

LO MÁS SUAVE