Armadillo sediento no aguanta su emoción cuando alguien se detiene a darle agua


A veces, los gestos más simples pueden hacer la mayor diferencia.

Pregúntale a Caio Giovani, y a la pequeña criatura cuya vida probablemente salvó.


El otro día, Giovani conducía un camión a lo largo de un tramo árido de la carretera en Mato Grosso, Brasil, cuando fue alertado de una pequeña obstrucción por delante. Decidió detenerse y mirar más de cerca, y descubrió un armadillo exhausto.

"Pude ver que no estaba bien", dijo Giovani. "Parecía que me estaba pidiendo algo ... para obtener ayuda".

Afortunadamente, Giovani tuvo la amabilidad de atender esa llamada. Recordando que tenía un tanque de agua en su camioneta, Giovani trajo el armadillo allí y abrió la espita.

Aquí hay un video de lo que sucedió después: el animal sediento claramente agradecido de haber encontrado alivio:

Giovani miró mientras el armadillo se regodeaba en la corriente refrescante, esperando hasta que parecía que se había saciado.

Luego, después de llevar el armadillo a un lugar más sombreado, Giovani le dio un plátano por si él también tenía hambre.

Los dos se separaron, uno cuya vida fue restaurada gracias a esa parada momentánea; el otro cuyo espíritu fue levantado habiendo tenido la oportunidad de ayudar.

"Lo dejé al borde del bosque", dijo Giovani. "Estaba mucho mejor".

Comentarios

Entradas populares