Perro esperó a sus dueños en la carretera durante 4 años


La asombrosa historia de Leo suavizó los corazones de millones de tailandeses. Y gracias a Internet, ¡ha cruzado las fronteras del país y se ha vuelto viral en todo el mundo!.

Este perro vivía en las calles de la ciudad de Khon Kaen en Tailandia. Tenía un hábito extraño: estuvo sentado casi todo el día en un cruce de carreteras. Parecía que esperaba a alguien.

Los residentes creían que era un perro perdido o abandonado. Entonces no les importaba mucho su extraño comportamiento.

Sin embargo, un día, una persona intrigada decidió aprender más sobre el comportamiento del perro. Luego descubrió que Leo había vivido en el lugar durante cuatro años. Y una mujer llamada Saowalak lo alimentó y decidió adoptarlo.


Después de recuperar su fuerza, Leo escapó de la casa de Saowalak para regresar al mismo lugar anterior, el cruce de carreteras, con la misma actitud de espera.

La mujer decidió liberar a Leo, pero seguía llevándole comida y agua todos los días.

Días después se publicó una foto en facebook.


La publicación pronto se convirtió en noticia y reportaje. La historia se volvió viral gracias a cientos de acciones en las redes sociales, y esto llegó a los antiguos tutores de Leo, que en realidad se llamaba BonBon y pertenecía a una pareja de la provincia de Roi Et.

Nang Noi Slittisarn y su esposo perdieron a BonBon durante un viaje a Khon Kaen en febrero de 2015.
BonBon estaba en el asiento trasero del auto de la pareja cuando, en el semáforo, saltó del auto atraído por algo que no sabían qué podría haber sido.

Nang y su esposo buscaron a BonBon en varios lugares sin encontrarlo. Y después de una semana de búsqueda, se dieron por vencidos, creyendo que el perro había sido atropellado y podría estar muerto.

Con la publicación, la pareja vio fotos de BonBon y descubrió que su amigo de cuatro patas estaba vivo y los esperaba fielmente desde el día en que salió del auto y se quedó sin sus sueños.

La pareja se fue inmediatamente a recoger a BonBon y llevarlo a casa. ¡La felicidad de encontrarse de nuevo fue genial y BonBon no dejó de saltar y menear la cola!

Cuando la pareja fue a poner al perro en el auto, él no quería venir y acompañarlos, porque en esos cuatro años, BonBon se apegó y se encariñó con su amiga humana, Saowalak, y no quería distanciarse de ella. .

Nang y su esposo decidieron no forzar a BonBon y acercarlo a la mujer que lo salvó y lo cuidó.

Aun así, continuarán teniendo contacto regular con BonBon / Leo, llevándole juguetes, comida y lo que sea necesario para él.

Esta historia de la vida real es realmente conmovedora. Qué bueno que tuvimos un final feliz. Sería un buen guión de película de Hollywood, ¿no?.

Comentarios

Entradas populares