Perro que sobrevivió a incendio se convierte en perro de terapia para personas con quemaduras


Se dice que los animales son la mejor terapia para las personas que están pasando por tiempos difíciles.

 Taka es un lindo perro que sobrevivió a una gran tragedia cuando tenía 9 años.

Después de que su casa en Georgia se incendió en octubre de 2018, y la familia se vio obligada a huir, no tuvieron oportunidad de sacar a Taka de la casa en llamas, estaba durmiendo en su porche cuando el desastre golpeó a la familia.


El perro sintió el fuego que lo despertó y corrió para salvarse, pero desafortunadamente el fuego le causó un gran daño, sus ojos, barriga, orejas y boca se quemaron y el fuego también lo dejó ciego, lo llevaron al Hospital Care More Animal por un vecino e inmediatamente recibió la ayuda que necesitaba para sus heridas, la familia del perro vino a verlo después del incendio y, temiendo que ya no pudieran brindarle la atención adecuada, tomó la difícil decisión de entregar al pobre Taka al hospital.


El perro era encantador, todos lo amaban, un veterinario, Emily Martin comenzó a amar al perro tanto que incluso lo llevó a su casa por la noche.

"A él le gustan las caricias y le encanta la comida, así que está un poco cerdito", dijo Martin.

 Después de largas semanas de tratamiento necesario, el perro estaba listo para un hogar de acogida, Emily estaba desconsolada porque no podía llevarlo, por tener un bebé y otros 5 perros también le hicieron imposible cuidar a Taka.

Pero el perro tuvo suerte ya que otro veterinario llamado Chrystal se ofreció a criar a Taka, desafortunadamente fue tan dulce y se portó bien con los humanos, pero no pudo adaptarse con otros perros y fue agresivo con ellos, haciendo que Chrystal sintiera que no podía mantenerlo, pero ella escuchó sobre Canine Training Project, un programa que ayuda a todos los perros sin importar su edad y decidió inscribirlo allí.


"[Los perros mayores] pueden ser entrenados como cualquier otro perro", dijo la fundadora de CTP, Mandy Foster, a WRDW News. "A veces lleva un poco más de tiempo, pero en el caso de Taka tiene nueve años y ha superado su entrenamiento. Él es brillante ".


 Taka hizó su entrenamiento, Chrystal estaba tan orgulloso de él, y tomó la decisión de adoptar al perro ya que ella estaba emocionalmente unida a él, y comenzó a entrenarlo para convertirse en un perro de terapia para un centro de quemaduras, ya que al perro le encantaba estar rodeado de personas. él encajaría perfectamente.

 "Tiene el temperamento adecuado para eso", dijo Mandy. "Por supuesto que tiene las cicatrices que mostrar y puede relacionarse con muchas personas allí, así que creo que eso beneficiará tanto a él como a los pacientes".


Taka tuvo que someterse a su prueba Canine Good Citizen el 26 de julio de 2019 y pasó con las mejores calificaciones, y comenzó a trabajar con los pacientes en el centro de quemados.

"Ver que podría ser un estímulo o al menos una luz al final del túnel para un niño o cualquier persona que haya pasado por lo que ha pasado es de lo que se trata todo esto", dijo Chrystal.
Crédito imágenes: Care More Animal Hospital

Comentarios

Entradas populares