Este oso decidió relajarse en un sofá que alguien tiró

Mandy Stantic y su familia fueron a ver algunos osos en el norte de Manitoba, Canadá, y encontraron algo que no esperaban ver: un oso, que encontró un sofá que alguien arrojó, se puso cómodo y relajado, como lo haría cualquier humano.

"Todo es bosque que rodea el vertedero durante cientos de kilómetros", dijo Stantic. "Hay más que suficiente para comer para ellos, pero las bayas aún no están disponibles en la primavera y la basura es una cosecha fácil, por eso todos se congregan allí".

Mientras Stantic y su familia observaban a los osos desde su automóvil, el viejo dicho se hizo evidente: que la basura de una persona se convertía en el tesoro de otra.


"Creo que este oso en particular se había comido y estaba listo para relajarse en el sofá", dijo Stantic. "Todo lo que necesitaba era palomitas de maíz y Netflix".








Comentarios

Entradas populares