Gatito no se atreve a destruir el árbol de Navidad porque le teme a las mandarinas


A los gatos les encanta jugar con cosas colgantes brillantes en los árboles de Navidad. Por lo tanto, muchos dueños de gatos tienen que encontrar algunas formas bastante astutas para evitar que sus mascotas destruyan sus árboles de Navidad antes de que terminen con adornos rotos en el piso.


Recientemente, una dueña inteligente de gatos, Irene Olocco, de Turín, Italia, ha revelado cómo ella evitó que su gato Lord Victor arañara el árbol de Navidad. Ella compartió una foto de Víctor en Facebook con la leyenda: "Mi gato le tiene miedo a las mandarinas, así que he creado un campo de fuerza para proteger el árbol de Navidad".



Como puedes ver en la imagen, el gato está mirando el árbol de Navidad decorado desde una distancia segura. Todos se sorprendieron porque el gato no atacó el árbol en sí. Resultó que Olocco evitó que el gatito arruinara las decoraciones festivas haciendo un anillo de mandarinas a su alrededor.


Según Olocco, desde que trajo a Víctor a casa, él ha sido un gato increíblemente extrovertido, y no lo desconcierta mucho. Sin embargo, cuando Víctor era solo un gatito, descubrió que él tiene un gran miedo extraño: le tiene miedo a las mandarinas.

"Estábamos juntos en el sofá, agarré una mandarina y, cuando comencé a pelarla, siseó y se escapó", dijo Irene Olocco, la dueña de Victor.


Olocco también sabía que Víctor está aterrorizado por todas las frutas naranjas similares, y no se acercaría absolutamente a ellas. Por esta razón, ella comenzó a poner naranjas o mandarinas en los muebles donde no quería que él se subiera y funcionó.

"Estaba harta de gritarle que no tocara las esferas", dijo Olocco. "A media mañana decidí comer una mandarina y surgió la brillante idea ... ¡Funcionó de inmediato!" Aunque a Víctor le encanta destruir árboles de Navidad, odia las mandarinas aún más.


A la gente le encantó la publicación porque cada dueño de un gato tiene que pasar por el drama de proteger un árbol de Navidad. Ahora, el árbol de Olocco está a salvo gracias al miedo muy extraño de Víctor, pero ¿cuánto durarían la dicha y la calma?.


Si amas a Victor, puedes seguirlo a él y a todas sus aventuras en su cuenta de Instagram.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA