Miles de kilos de zanahorias están siendo arrojadas desde aviones para alimentar a los animales atrapados en los incendios forestales de Australia


Miles de kilos de camote y zanahoria están siendo arrojados por aviones para alimentar a los animales hambrientos atrapados en los incendios forestales de Australia.

El gobierno de Nueva Gales del Sur encargó el servicio llamado "Operation Rock Wallaby", que tiene como objetivo enviar miles de verduras desde los cielos para alimentar a las colonias varadas de animales.

Los wallabies ya se consideraban en peligro de extinción antes de que comenzaran los incendios forestales como resultado de la destrucción de su hábitat.


El ministro de medio ambiente de Nueva Gales del Sur, Matt Kean, dijo que aunque los animales nativos han logrado escapar de los incendios, ahora se ven obligados a vivir fuera de su hábitat natural y se quedan sin comida.

Él dijo: "Los wallabies generalmente sobreviven al fuego en sí, pero luego quedan varados con alimentos naturales limitados a medida que el fuego elimina la vegetación alrededor de su hábitat rocoso".


"Los wallabies ya estaban bajo estrés por la sequía en curso, lo que dificultaba la supervivencia de los wallabies sin ayuda".

Trágicamente, los wallabies de las rocas son una de las muchas especies australianas en grave peligro de extinción tras la crisis de los incendios forestales.

A medida que los incendios forestales continúan asolando los parques nacionales y los hábitats frágiles de Australia, el número de animales por el desastre continúa aumentando.


El Fondo Mundial para la Naturaleza ha estimado que alrededor de 1.250 millones de animales han muerto directa o indirectamente a causa de los incendios forestales en Australia, y muchos han llegado al punto de extinción.

El CEO de WWF-Australia, Dermot O'Gorman, dijo: "Esta pérdida desgarradora incluye miles de preciosos koalas en la costa centro-norte de Nueva Gales del Sur, junto con otras especies icónicas como canguros, wallabies, potoroos, cacatúas y mieleros".

Se están realizando esfuerzos para salvar la vida silvestre australiana en todo el país, incluida la Isla Canguro del sur de Australia, donde los incendios han diezmado más de 215,000 hectáreas, y han eliminado a alrededor de 30,000 de su población local de koalas.


También hay serias preocupaciones por la supervivencia de las especies únicas de la Isla Canguro, como el dunnart y la brillante cacatúa negra.


Las especies de koalas australianas ahora se declaran "funcionalmente extintas" habiendo perdido un tercio de su hábitat clave solo en Nueva Gales del Sur.

Si bien las condiciones de incendios forestales han disminuido durante el fin de semana, el Comisionado de Manejo de Emergencias Andrew Crisp advirtió que había un "largo camino por recorrer" antes de que termine la temporada de incendios.

Comentarios

Entradas populares