Par de leones marinos regordetes piden prestado un bote para descansar


El otro día, Joshua Phillips viajaba a bordo de un bote en Puget Sound frente a la costa de Washington cuando vio algo inesperado: un par de enormes leones marinos descansando sobre un barco casualmente.

Evidentemente, mientras nadaban, los enormes mamíferos marinos decidieron descansar sus aletas por un tiempo tomando prestado el barco de alguien (relativamente pequeño) para acostarse encima. El bote, como verás, no fue diseñado exactamente para manejar pasajeros tan gigantescos.


Aunque no está claro quién es el propietario de la embarcación, o cuánto tiempo la pareja estuvo allí, esta observación inusual pone el tamaño de estos animales en una nueva perspectiva.

Los leones marinos pueden inclinar la balanza a 1130 kg y alcanzar longitudes de 3.3 m, un hecho divertido para casi hundir un bote.

Phillips capturo la increíble escena en video:


Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA