Cuando un periquito bosteza, otros periquitos también bostezan


El bostezo contagioso es la propagación de un bostezo de persona a persona, de animal a animal e incluso de humano a animal.

Un estudio publicado en la revista Animal Cognition muestra que también se produce un bostezo contagioso entre periquitos (Melopsittacus undulatus).

Hasta ahora, el bostezo contagioso solo se había documentado en humanos, chimpancés, perros domesticados y ratas de laboratorio. El periquito es el primer no mamífero en exhibir el comportamiento.

Investigaciones en la Universidad Estatal de Nueva York emparejaron 16 periquitos en jaulas adyacentes. En algunos casos, los periquitos podían verse, mientras que en otros no.

En un segundo experimento, a las aves se les mostró imágenes de vídeo de sus compañeros periquitos bostezando y no bostezando en la pantalla.


Los periquitos bostezaron tres veces más a menudo dentro de una ventana de 5 minutos cuando las aves podían verse entre sí que cuando su vista estaba bloqueada.

Además, bostezaron el doble de veces cuando vieron videoclips de periquitos bostezando.

Nadie sabe con certeza por qué bostezamos. La mayoría de los animales vertebrados lo hacen. Una idea es que despierta el cerebro al bajar su temperatura.

Sin embargo, el bostezo contagioso parece ser más que una acción involuntaria.

En cambio, es una forma primitiva de mostrar empatía. Se ha encontrado que es más común entre las personas más empáticas.


 
Crédito imagen: GETTY


Comentarios

Entradas populares