Dillan el oso supergordito no está muy feliz con su nueva dieta


Cuando Dillan llegó por primera vez al Santuario de Animales Salvajes en Colorado, el gran oso entró en su recinto vacilante. Pronto descubrió un cuenco lleno de frutas y verduras frescas y se dio cuenta de que todo estaba a punto de cambiar.

Hasta que fue rescatado a fines de enero, Dillan había pasado su vida dentro de un pequeño corral de concreto en un zoológico de Pennsylvania. Sin espacio para hacer ejercicio, el oso ganó peso rápidamente, dejándolo dos veces más grande de lo que debería ser.


"Tiene literalmente  más de 45 kg de sobrepeso", dijo a Kent Drotar, director de relaciones públicas del santuario. "Su vientre cuelga hasta el suelo".


El peso adicional ha afectado la salud de Dillan, ejerciendo presión sobre sus tobillos y pies y haciéndole difícil moverse. Pero sus rescatadores están decididos a ayudarlo a perder los kilos de más.

Dillan no está demasiado entusiasmado con el ejercicio; en cambio, está aprovechando la oportunidad para relajarse en su nuevo espacio. A diferencia de su antigua casa ubicada junto a un campo de tiro, el santuario es el lugar perfecto para que Dillan tome una merecida siesta.



"Dillan parece disfrutar de la paz y la tranquilidad de una manera muy relajada, se duerme de vez en cuando durante todo el día", dijo Drotar. "Se ha enamorado de las hamacas de manguera de incendios que usamos para nuestros animales".

En el santuario, Dillan ya no muestra signos de estrés y cuando está despierto, su personalidad comienza a salir.


Hay aún más cosas divertidas guardadas para Dillan. Pronto, tendrá una casa más grande donde podrá retozar en un hábitat de varios acres con otro oso rescatado. Sus cuidadores tienen la esperanza de que salir al aire libre ayudará a iniciar la pérdida de peso, transformándolo en un oso completamente nuevo.


Pero, por ahora, Dillan no podría estar más feliz: "Está disfrutando y aprendiendo a vivir una vida de lujo", dijo Drotar.
Crédito imágenes: Facebook/The Wild Animal Sanctuary


Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA