Niño construye una silla de ruedas con legos para ayudar a una perrita abandonada


Una cachorrita llamada Gracie tuvo un comienzo difícil en su vida. Cuando nació, sus dueños decidieron abandonarla sin piedad sin siquiera pensarlo dos veces. La razón por la que fue considerada tan innecesaria fue un defecto de nacimiento que la hizo nacer sin patas delanteras.

Cuando encontraron a Gracie, no tenía pelo alrededor de los ojos y los gusanos se arrastraban sobre ella. Sin embargo, se negó a renunciar a la vida y las personas de buen corazón que la rescataron también lo hicieron.


Gracie fue adoptada por la familia Turney que dirige un refugio de animales. Siendo dueños de un perro paralítico y otro a quien le falta una extremidad, están muy familiarizados con la crianza de una mascota discapacitada.


La única preocupación que tenía la familia era cómo mejorar la movilidad de Gracie. La perrita de rápido crecimiento aún no era elegible para una silla de ruedas y necesitaba una solución fácil de la que pudiera salir.


Afortunadamente, Dylan, de 12 años, vino al rescate. El niño hizo una silla de ruedas improvisada con Legos.


Este tipo de silla de ruedas era perfecto: relativamente barato y fácilmente reajustable según los cambios de un cachorro en crecimiento.

Tomó un par de semanas, pero Gracie finalmente se acostumbró a usar las ruedas para moverse.


Con algo de práctica, comenzó a caminar y correr con facilidad.

Crédito imágenes: facebook.com/gracie.turley22

Después de que ella creció un poco, la silla de ruedas se mejoró agregando ruedas más grandes. Cuando finalmente tuvo la edad suficiente, fue equipada con una silla de ruedas "adulta".

Con la ayuda de sus dueños, incluido Dylan, ¡Gracie ha estado llevando una vida saludable y alegre!.


Comentarios

Entradas populares