Perro arriesga su vida corriendo a su casa en llamas para salvar al gato de la familia


Fue el 20 de octubre de 2014 cuando una empresa de la industria de defensa en Ucrania experimentó una explosión masiva, provocando un gran incendio dentro y alrededor del edificio. Brillantes llamas calientes emparejadas con espesas nubes de humo se estaban acumulando rápidamente en el cielo, extendiéndose hacia el noreste de la ciudad de Donetsk.

La explosión fue tan fuerte que las secuelas se sintieron a varios kilómetros de distancia del área del incidente, rompiendo ventanas y envolviendo algunas casas en el camino. Los residentes en pánico comenzaron a evacuar sus casas, agarrando posesiones valiosas a su alcance y liberando a sus mascotas en las calles para minimizar el daño tanto como pudieran.


Cuando uno de esos propietarios preocupados soltó a su perro, sucedió algo inesperado. En lugar de salir corriendo de la casa en llamas, el perro dio un giro rápido y se dirigió a la casa. Aturdido, el dueño se quedó allí indefenso, incapaz de regresar a la casa para rescatar a su mascota mientras el fuego se hacía cada vez más grande.


Mientras observaba cómo su casa ardía en llamas, con la pequeña esperanza de ver a su perro con vida, vislumbró una silueta familiar que emergía de la entrada de la casa. Era su perro, y en su boca había un gatito flácido que también resultó ser la mascota de la familia.

El perro y el gatito eran mejores amigos. Pasan sus días jugando juntos, siempre en compañía del otro. Entonces, cuando se incendió, el primer instinto del perro fue salvar a su mejor amigo en lugar de a sí mismo. El dueño se sintió aliviado y asombrado por el valiente acto de su mascota.


El gatito era muy pequeño y no habría podido salir de la casa solo. Afortunadamente, su amigo se dio cuenta y fue a rescatarlo. Los locales que se enteraron de esta noticia se conmovieron. Consideraron al perro como un héroe por hacer lo que la mayoría de los humanos no hubieran podido hacer porque tal circunstancia pondría a cualquiera en estado de pánico, restringiendo su capacidad de pensar racionalmente.

El perro abandonó su propia seguridad para salvar a su pequeño amigo y al final valió la pena. ¿Que decimos? Animales, nos demuestran una y otra vez cuán merecedores son de nuestro amor y atención.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA