Alumnos de clase de construcción practican construyendo casas para perros y donándolas


La mejor manera de aprender a hacer algo grande es comenzar con poco. Aparentemente, la misma regla también se aplica al construir casas.

Toda la historia comenzó cuando Leonard Venghaus, un maestro de secundaria de Texas, instruyó a sus alumnos a construir modelos de casas a pequeña escala en su clase de construcción.


Uno de los estudiantes de Leonard señaló que las casas en miniatura también podrían servir como casas para perros en lugar de ser desarmadas e irse a la basura. El maestro, que estaba muy impresionado por el pensamiento creativo de su alumno, contactó de inmediato con el refugio de animales de la ciudad, ofreciéndoles proporcionarles nuevas perreras.


Complacido por su propuesta, el refugio de animales dio luz verde a los estudiantes, y la producción en masa comenzó. Después de algunos intentos, los estudiantes dominaron sus habilidades y las coloridas casas para perros estaban listas para ser entregadas.


No hay duda de que todos los estudiantes de Leonard ahora son maestros de la construcción, pero recibieron su lección más valiosa el día que llegaron al refugio y donaron sus creaciones.


Crédito imágenes: KVUE


Comentarios

LO MÁS SUAVE