Cachorro Pitbull no puede contener su alegría cuando su salvador regresa para adoptarlo


Los perros frecuentemente tienen reacciones incontrolables de alegría cuando se reencuentran con sus compañeros humanos. Y cuando se trata de sus rescatadores, las cosas no son diferentes. Tal vez esa es la forma en que dicen gracias o tal vez es una alegría increíble dada la sensación de tener una segunda oportunidad de vida. Sea lo que sea, solo muestra una cosa, así de especiales son los perros.


Mojo, una encantadora mezcla de Amstaff y Pitbull, tenía solo 3 meses cuando su destino parecía estar sellado. Sufriendo de una terrible enfermedad de la piel, la pobre alma tenía solo unas pocas horas de vida. Afortunadamente fue rescatado justo a tiempo por un hombre de buen corazón.


Joey Wagner es el que encontró al pequeño y trató desesperadamente de cuidar de él. Sin embargo, poco después de que las cosas empeoraran para Mojo, Joey lo llevó al veterinario. Aunque la determinación de Joey salvó la vida del cachorro, la gravedad de su condición hizo las cosas un poco más difíciles en los intentos de encontrarle un hogar permanente. "La voluntad de vivir de Mojo era enorme", dijo el hombre. "Llenó los corazones de tantas personas con amor, esperanza y perdón".


Pero Joey, quien también es dueño de la Sociedad de Animales Baie Ste Marie, una organización sin fines de lucro en Nueva Escocia, decidió compartir su vida junto a Mojo. Entonces, después de un par de semanas, Joey regresó al hospital donde Mojo se estaba recuperando, para llevarlo a casa. Y la reacción del perro cuando se reunió con su salvador es muy conmovedora.


Mira el adorable momento, aquí:



Comentarios

LO MÁS SUAVE