Colibrí inteligente construye un nido con techo


Pocas construcciones en la naturaleza evocan una sensación de comodidad y calidez como los nidos: casas en la cima de los árboles construidas con amor y cuidado por las aves para criar a sus bebés.

Pero esta futura mamá en particular encontró una forma bastante ingeniosa de hacer que su lugar sea aún más acogedor.


La conservacionista Bianca Caroline Soares no es ajena a ver nidos de colibríes posados ​​en ramas en la selva cerca de su casa en Paraguay. Pero en una caminata la primavera pasada, vio uno diferente a todos los que había visto antes. Éste tenía un techo.


"Vi cinco nidos de colibríes ese día, pero este fue el más ingenioso", dijo Soares.

Gracias a la sombra proporcionada por ese techo frondoso, la casa de este colibrí era la mejor del vecindario, y resultó ser un gran lugar para comenzar una familia también.

En las semanas y meses que siguieron a ese primer avistamiento, Soares continuó visitando el inteligente nido, observando a la pequeña familia para la que lo había construido.


"Tenía dos bebés colibríes", dijo Soares.

Y en los días más calurosos, esos bebés seguramente se beneficiaron de la planificación reflexiva de su madre.


Soares dijo que espera que la planificación cuidadosa de la pequeña mamá inspire a las personas a cuidar mejor la naturaleza.


La consideración del colibrí ciertamente ayudó a su pequeña familia. Con el tiempo, todos sus bebés crecieron lo suficientemente fuertes como para partir solos, tal vez tomando una lección del diseño de su hogar de la infancia cuando llega el momento de construir sus propios nidos.
Crédito imágenes: Bianca Caroline Soares

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA