Milkshake es uno de los menos de cien Pugs Rosas en el mundo


Un raro pug rosa, que se cree que es uno de los menos de 100 en todo el mundo, ha saltado a la fama en las redes sociales gracias a su aspecto único.

Milkshake, que vive con su dueña en Canary Wharf, Londres, ha deslumbrado a Internet con sus impresionantes ojos azules, nariz, orejas y dedos de los pies rosas y un pelaje translúcido que le da a su cuerpo un tono rosado.


Después de acumular 55,100 seguidores de Instagram en 16 meses, el cachorro de 17 meses ahora es una "estrella de Instagram".

Milkshake, que era el único pug rosado en su camada, inmediatamente llamó la atención de su propietaria Maria London, de 33 años, quien sabía que ella "tenía que tenerlo".


Cuando trajo a Milkshake a casa tenía diez semanas, la gerente de mercadotecnia, Maria, se enamoro de su hermoso pug y se asegura de que siempre esté viviendo su mejor vida.


El perro mimado recibe visitas semanales a un spa para perros, salidas regulares para el brunch con María y, a menudo, se viste con lindos atuendos para sesiones de fotos.

Al compartir el estilo de vida de lujo de su pug en Instagram, Milkshake se ha convertido en una "mascota influyente" con decenas de miles de seguidores que lo reconocen donde quiera que vaya.

Y su orgullosa propietaria se inunda de mensajes diarios de personas que le dicen cuánto las payasadas de Milkshake los han hecho sonreír ese día.


Recibimos mensajes de personas todos los días preguntando si pueden enviarle cosas. En Navidad recibe más regalos de los que jamás podría soñar.

"Le gusta vestirse y posar para todas sus sesiones de fotos porque sabe que tiene la garantía de conseguir algo de pollo después".


"Debido a que los pugs pueden tener problemas con los pliegues de la piel de su cara, la lavo todas las mañanas y luego le pongo un polvo especial. Es como si tuviera un facial diario. Tiene un mejor régimen de belleza que yo".


El pelaje y el rubor rosado de Milkshake se debe a la falta de pigmentación heredada de un pug albino en su linaje.

El albinismo es un trastorno genético que a menudo viene con problemas de salud como la sensibilidad a la luz solar y la ceguera.

Pero Maria rápidamente tranquiliza a las personas con inquietudes sobre la salud de su perro, Milkshake está afortunadamente libre de cualquiera de estas complicaciones porque él solo heredó la coloración albina.


No olvides seguir a Milkshake en instagram dando click aquí.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA