Gatita rescatada le lleva a su dueña sus pantuflas todas las mañanas


Hace dos años, la vida de Lulu cambió para siempre. Fue entonces cuando pasó de ser una triste gatita de refugio a una querida mascota de familia.

Y Lulu ha estado diciendo "gracias" en su propia forma especial desde entonces.


Unos meses después de ser adoptada y establecerse en su feliz nuevo hogar, Lulu comenzó un adorable ritual diario. Al darse cuenta de que a su dueña le gustaba ponerse pantuflas en los pies después de despertarse, Lulu comenzó a llevárselas todas las mañanas, recogiéndolas de donde su dueña se las había quitado el día anterior.

Antes y después de ser adoptada

Como Lulu solo puede llevar una pantufla a la vez, siempre hace dos viajes.

"Mi madre estaba sorprendida la primera vez que sucedió", dijo la hija de la dueña de Lulu, Kayla.

Aquí hay un video de Lulu en acción:

Ese fue solo el primer viaje, por supuesto.


Aquí está Lulu después de que ella volvió a buscar la otra pantufla:

Aunque puede ser imposible leer la mente de Lulu para explicar este comportamiento, el mensaje es claro cuando se considera su corazón.

"Realmente parece que solo quiere cuidar a mi madre, ya que mi madre la cuida muy bien", dijo Kayla.

Comentarios

Entradas populares