Gatito espera pacientemente mientras su abuelita le practica una cirugía a su peluche favorito


Cuando Lucas era solo un gatito, se enamoró de un leopardo de peluche de su mismo tamaño. Cuatro años después, Lucas ha crecido, pero nunca dejó de amar su juguete favorito.


"Obtuve el juguete de mi zoológico local, junto con algunos otros animales de peluche", dijo Alana, la dueña de Lucas.


El peluche se ha vuelto un poco deteriorado con la edad, pero a Lucas no parece importarle. El leopardo tiene algo especial: es el pequeño amigo de Lucas.

El año pasado, la abuela de Alana se mudó con la familia e inmediatamente se enamoró de Lucas. Ella notó el estado del leopardo del gato (el relleno salía, la piel hecha jirones) y decidió volver a darle vida.


"Ha tenido este juguete durante probablemente cuatro años, y se rasgó debido al desgaste", dijo Alana. “Mi abuela se mudó con nosotros el año pasado y realmente ama a Lucas. Ella vio que su juguete favorito estaba rasgado, así que lo volvió a coser ”.


Lucas quedó fascinado por la aguja y el hilo que se movían a través de su juguete y se sentó pacientemente mientras la abuela le realizaba una cirugía a su amigo.


"Él estuvo ahí todo el tiempo", dijo Alana. "Él estaba muy interesado en lo que estaba haciendo".

Cuando la abuela de Lucas terminó, ella le devolvió el juguete al gato, como nuevo, y estaba claro que estaba encantado con los resultados. Gracias a su dulce gesto, Lucas puede jugar con su juguete favorito en los años venideros.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA