Gran danés discute con su dueño que intenta dormir en su cama


Cuando el dueño de Henry el gran danés decidió tomar una siesta en su cama, Henry no estaba muy feliz.

Henry adorablemente protesta dejando escapar un gruñido de desagrado como si dijera "oye, no puedes estar aquí". Luego empuja a su dueño, antes de ladrar un poco más, lo que indica que es mejor que papá encuentre otro lugar para acostarse.






Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA