A este gato no le gustaban los juguetes hasta que le regalaron un pequeño jeep


Cuando Ben Vroomans adoptó a Frank hace dos años, se dio cuenta de que era un pequeño gato peculiar. Inicialmente no le gustaba que lo tocaran ni lo abrazaran, pero salió de su caparazón cuando conoció a su nuevo padre, y ahora es uno de los gatos más dulces y divertidos que Vroomans haya conocido.



"En los últimos años aprendimos a conocernos y ahora tiene la personalidad más grande", dijo Vroomans. “ Me sigue a todas partes, es mi pequeña y ruidosa sombra, y un poco una celebridad entre mi grupo social ".


Por alguna razón, Frank nunca ha tenido ningún interés en los juguetes, pero le encantan los sofás de cartón. Cuando su sofá más reciente comenzó a verse un poco desgastado, sus dueños buscaron conseguirle uno nuevo, y en su lugar se encontraron con un jeep de cartón. Al principio les preocupaba que no le gustara porque parecía un juguete, pero decidieron intentarlo de todos modos.

"No es un gato 'de juguetes'", dijo Vroomans. "Actúa como si estuviera más allá de las cosas infantiles como esa".+

Los dueños de Frank le presentaron nerviosamente el jeep y al instante se enamoró de él.




Por alguna razón, Frank ama a su jeep más que cualquier otra cosa, y ahora pasa todo el día en él. Está tan obsesionado con eso, y sus dueños no pueden evitar reírse de que un jeep de cartón que solo les costó $ 8 USD le haya traído tanta alegría.


Puede que a Frank no le gusten los juguetes, pero sus dueños han encontrado otros regalos que ama, y ​​no podrían estar más feliz al respecto.
Crédito imágenes: Ben Vroomans

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA