Perrita amorosa adopta pequeños gatitos huérfanos y los cría como propios


Cuando Kendal Benken vio una publicación en línea sobre tres gatitos que necesitaban alimentación con biberón las 24 horas, ella se ofreció a ayudar de inmediato.

"El brote de COVID-19 nos obligó a estar en casa", dijo Benken. "Estaba buscando algo que hacer. ¿A quién no le gustan los gatitos lindos? Lo vi como una gran oportunidad".


El rescate de animales de Jelly's Place en San Pablo, California, aprobó que Benken sea la madre adoptiva de los gatitos. Pero en el momento en que Benken trajo a los gatitos a casa, quedó claro que su labrador de 48 kg, Truvy, quería ayudar.


"Es muy divertido, cuando los traje, ella inmediatamente dijo: 'Déjame encargarme de ellos'", dijo Benken. "Ella los atendió de inmediato. Son sus bebés".


Truvy jamas deja a los gatitos fuera de su vista. Ella se sienta al lado de su caja, observa cada uno de sus movimientos y los limpia constantemente.

Al parecer, Truvy decidió que estaba harta de que Benken y los otros perros de la familia interfirieran con sus gatitos, por lo que comenzó a esconderlos. "Los estaba sacando de la caja y los escondía detrás de la cómoda en mi habitación", dijo Benken. "Está obsesionada y no los dejará en paz. Quiere seguir tratándolos como si fueran sus bebés".


Benken se pregunta si Truvy lo está pagando, porque ella sabe lo que es ser joven y necesitar un salvavidas. Cuando Truvy tenía 5 semanas, terminó en un refugio en Texas, donde Benken vivía en ese momento, Benken la crió y la cuidó hasta que recuperó la salud después de que contrajo el parvovirus y luego fue mordida en la nariz por una serpiente.


Benken terminó adoptando a Truvy y se sorprende de lo amorosa que ha sido con otros animales rescatados. "Es extremadamente paciente", dijo Benken. "Me parece interesante que tenga un instinto maternal tan fuerte ya que nunca ha tenido cachorros, fue esterilizada a los 6 meses. Por alguna razón, lo tiene. Creo que es dulce".


Truvy ahora tiene una relación extraordinaria con uno de los gatitos, Ed. "Si los dejo, se acurrucarán todo el día", dijo Benken.


Los tres gatitos, Ed, Prissy y Louie, pronto serán adoptados.


"Truvy estará triste cuando se vayan, pero espero reemplazarlos con una nueva camada que podamos cuidar", dijo Benken. "Es ganar-ganar: Truvy se convierte en mamá, los gatitos se exponen a los perros y los hace más adoptables ".

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA