Gato conforta a un gatito huérfano y le enseña cómo abrazarse todos los días


Moonglade Rose, una rescatista de animales, encontró a un gatito angustiado que necesitaba atención médica.

Moonglade llegó a casa con el gatito, llamado Opie, después de un viaje a la sala de emergencia, y no estaba segura de cómo reaccionaría su gato Andy, también rescatado. Tan pronto como Andy escuchó el chillido del pequeño, vino corriendo.

El dulce gato atigrado envolvió sus brazos alrededor del nuevo gatito y comenzó a consolarlo y darle la bienvenida a casa.


"Andy lo recibió de inmediato y no dejó de abrazarlo y besarlo", compartió Moonglade.


El gran gato no dejaría a su pequeño amigo esa noche, manteniéndolo a su lado como un hermano protector.

Al igual que Opie, Andy fue encontrado en una estación de servicio y salvado de morir.

A la mañana siguiente, Moonglade se despertó con dos mejores amigos, maullando por atención y amor.

Durante las siguientes dos semanas, Moonglade se levantaba cada pocas horas por la noche para alimentar al gatito. Después de cada comida, Opie se arrastraba sobre su pecho, se acurrucaba y se dormía ronroneando.


Antes de la llegada de Opie, Andy se había acurrucado con su madre humana casi constantemente.

Ahora no deja a su hermano pequeño fuera de su vista, manteniéndolo arreglado y bañándolo de amor.

"Andy le da mucho amor a su hermano y le ha estado enseñando sobre la caja de arena, cómo aterrizar sobre sus pies, cómo cazar y jugar, pero sobre todo cómo abrazarse".


"Fui adoptada ... siempre me había faltado algo, incluso después de conocer a mi familia biológica, pero Andy me salvó la vida", dijo Moonglade.


"Y ahora Opie parece estar haciendo lo mismo por Andy. Lo que das, vuelve".

Han pasado seis semanas desde que Opie se unió a la familia.

Los dos están más cerca que nunca. "Andy lo adora y lo protege absolutamente. Mis muchachos felices. Tengo mucha suerte".


Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA