Gato llega a casa con una nota en su collar que revela su doble vida


Este es Nilo, un dulce gato que tenía un secreto.

Recientemente, la verdad fue revelada.

El dueño de Nilo, Héctor Morales, lo adoptó cuando era solo un gatito. Desde entonces, Morales le ha proporcionado a Nilo un hogar acogedor, aunque pronto descubrió que Nilo había heredado un deseo insaciable de aventuras al aire libre.

Cómodo sabiendo que Nilo no estaba vagando lejos y que siempre regresaba sano y salvo, Morales estaba feliz de darle a su gato esa libertad.


Sin embargo, a medida que Nilo crecía, también se volvió más audaz.

En poco tiempo, sus aventuras en la tarde comenzaron a alargarse, hasta que pasaron los días sin Nilo a la vista. Inicialmente, Morales estaba preocupado de que su gato estuviera perdido y desesperado en algún lugar. Pero curiosamente:


"Siempre regresa a casa, como si nunca se hubiera ido", dijo Morales. "Muy tranquilo y más gordo también".

Algo estaba pasando.


El otro día, Nilo llegó después de su última excursión de un día. Esta vez, sin embargo, algo fue un poco diferente.

Para sorpresa de Morales, había una nota adjunta al collar de su gato.

"Fue irreal", dijo Morales.

Resulta que Nilo no era tan aficionado a la aventura después de todo. En cambio, había estado llevando una doble vida. E incluso tenía un alias.

"Somos la otra familia de 'Angelo'", decía la nota. "Cuando no está en tu casa, está en la nuestra".


Morales estaba conmocionado, y sí, se sintió un poco traicionado. Nilo lo había estado engañando. Pero ese sentimiento pasó.

"Cuando lo pensé, estaba agradecido de que otra familia se preocupara por él e incluso le había dado un nombre", dijo Morales.


Después de unos días, Nilo estaba listo para salir nuevamente. Entonces, Morales decidió escribir una nota a la otra familia de su gato a cambio.

"¿Me pueden dar su número?" Morales escribió, agregando que podrían usarlo para informar al otro si alguna vez estaban de vacaciones. "PD: Nilo comió atún antes de irse".


Las segundas cenas secretas de Nilo (o, más bien, Angelo) pronto pueden ser cosa del pasado, pero la doble vida de Nilo continuará, aunque ya no en secreto.

"Los gatos deciden a quién aman", dijo Morales. "Si los amamos, no podemos negarles eso".

Crédito imágenes: Héctor Morales

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA