Gato sobrevive después de quedar atrapado en un ciclo de 12 minutos en la lavadora


Si hay una lista de cosas que definitivamente no deseas poner en una lavadora, un gatito probablemente estaría en la parte superior de esa lista.

Pero eso es exactamente lo que le sucedió a un gato birmano llamado Oscar cuando escapó por poco de la muerte después de quedar atrapado dentro de una lavadora, y sobrevivió increíblemente a un ciclo de calor de 12 minutos.

La propietaria, Amanda Meredith, de Queensland, Australia, dijo que escuchó un ruido extraño poco después de que su esposo, Angelo, pusiera una carga en la lavadora.


Fue solo en una inspección más cercana que la pareja se dio cuenta de lo que había sucedido exactamente, pero no pudieron hacer nada hasta que el ciclo terminó.

Afortunadamente, el pequeño Oscar salió en una pieza y en realidad estaba 'muy suave'.


En declaraciones a ABC News, la Sra. Meredith dijo: "El pobre gatito tenía las patas sobre el cristal mientras hacía las rotaciones y me miraba.

"Fue trágico. Esperar los dos minutos restantes [para que se abriera la puerta de la lavadora] fue traumático por decir lo menos".

Al terminar el ciclo Oscar fue llevado rápidamente con el veterinario de la Sra. Meredith, el Dr. Capps, advirtiendo que las primeras seis horas fueron vitales para saber si sobreviviría o no.


Aunque el Dr. Capps le dijo a ABC que esta no era la primera vez que algo así había sucedido.

"Es un gato muy afortunado y fuerte", dijo el Dr. Capps.


"Esta no es la primera vez que esto sucede. Durante el clima más frío, es el lugar perfecto para que los amigos felinos intenten esconderse para una siesta cálida".

Desde entonces, Oscar se ha recuperado físicamente, aunque el incidente traumático ha tenido un impacto duradero en el pequeño.

La Sra. Meredith agregó: "Se sienta allí y la observa girar todo el tiempo".

"Tal vez tiene TEPT o algo así; tiene que sentarse en la puerta mirando el ciclo de lavado".

Esperemos que Oscar logre recuperarse por completo muy pronto.
Crédito imágenes: Amanda Meredith

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA