Los pingüinos pueden disparar caca a más de 1.2 m de distancia desde sus traseros


Los pingüinos pueden disparar excremento de sus recto, según un nuevo estudio.

Disparan con tal ferocidad que los pequeños pueden enviar sus heces a más de 1.2 metros de distancia, lo que, si somos honestos con nosotros mismos, a todos nos encantaría poder hacerlo.

Investigadores en Japón descubrieron que la presión rectal almacenada en las aves no voladoras alcanza los 28 kilopascales y puede enviar sus excrementos a unos 1.2 metros de distancia, y el maloliente negocio viaja a alrededor de 7.2 kph.


El estudio fue dirigido por Hiroyuki Tajima de la Universidad de Kochi y Fumiya Fujisawa del acuario de Katsurahama, y se propuso descubrir hasta qué punto los pingüinos de Humboldt podían disparar su caca.


El documento dice: "La distancia de vuelo de las heces de los pingüinos alcanza unos 0,4 metros [1,3 pies] incluso en el suelo".

Sin embargo, con estos pingüinos que generalmente anidan en rocas de más de 2 metros de altura, significa que sus excrementos podrían representar una amenaza para los cuidadores del zoológico.

Y se advirtió al personal que fuera extremadamente cauteloso al acercarse a estos animales, por temor a que pudieran ser golpeados.

El estudio agregó: "Descubrimos que los criadores de pingüinos deben mantener una distancia de más de 1,34 metros [4,4 pies] de los pingüinos que intentan expulsar las heces en el acuario de Katsurahama".
Hablando con The Times sobre la investigación, el experto en materiales naturales Chris Holland de la Universidad de Sheffield, dijo que era vital para ayudar a "avanzar con la ciencia".

Sin embargo, también advirtió que aún queda trabajo por hacer.


Él dijo: "Sorprendentemente, se sabe poco acerca de las propiedades de flujo de las heces de los animales. Como resultado de este trabajo, han tenido que tratarlo como un fluido newtoniano, lo que significa que sus mejores proyecciones pueden ser una sobreestimación".

"En el futuro, sería útil comprender la tensión superficial de las heces para poder predecir si es probable que se produzca un chorro o neblina al ser liberado, y cómo salpicaría, para que los trabajadores pudieran tomar medidas [para evitarlo] en consecuencia."


Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA