25 veces que gatos conocieron a un lagarto y resultaron en divertidas fotos


Parece que un gato y un lagarto en una habitación es una receta perfecta para el desastre. Estos reptiles son pequeños, se mueven y son seres vivos, lo que los convierte en una presa fácil para la mayoría de los felinos que no han renunciado por completo a sus instintos salvajes.

Sorprendentemente, por lo que puedes ver en esta recopilación las cosas no son tan fáciles. Los lagartos de sangre fría no se rendirán a los cazadores de cuatro patas. Y por el contrario, los lagartos y los gatos a veces hacen una amistad perfecta.

































Comentarios

LO MÁS SUAVE