Esta dulce perrita siempre mueve las cosas para dar paso a la silla de ruedas de la abuela


Durante los últimos dos años, la abuela de 86 años de Ana Clara Simoes se ha deleitado en compañía de su perrita llamada Lili. Pero la dulce cachorra ha demostrado ser más que una linda compañera.

Lili, por su propia cuenta, ha asumido otro papel: el de cuidadora, velando por que la abuela, que usa una silla de ruedas, nunca tenga problemas para moverse por la casa que comparten.


Simoes y su familia, que viven en Brasil, están felices de ayudar a la abuela a vivir la vida al máximo, a pesar de que tiene una movilidad limitada. Se sorprendieron al descubrir que Lili había ideado su propia manera de facilitarle las cosas también.

Cada vez que la abuela llegaba a casa y estaba a punto de entrar en la sala de estar principal de la casa, Simoes notaba que Lili saltaba a la acción, arrastrando un par de alfombras para facilitar el paso de la silla de ruedas.


"Lili aprendió a hacerlo ella misma", dijo Simoes. "Todos estábamos muy sorprendidos y la admiramos por eso".

Aquí hay un video de Lili en acción:

"Al principio pensamos que era una coincidencia", dijo Simoes. "Pero nos dimos cuenta de que solo ocurría cuando mi abuela iba a pasar. Es un acto de cuidado".


Lili aún no ha descubierto cómo devolver las alfombras a su lugar después, pero su acto reflexivo de moverlas ha comenzado a contagiarse. El otro perro de la abuela, un cachorro llamado Lara, también fue visto moviendo las alfombras.


"Ciertamente la hace muy feliz. Lili es una gran compañera", dijo Simoes. "Mi abuela está bien. Estoy muy feliz de saber que tiene a Lili".
Crédito imágenes: Ana Clara Simoes

Comentarios

LO MÁS SUAVE