Mujer decide cortarle el pelo a su perro en casa y las cosas no salieron como lo planeado


¿Qué tan difícil podría ser realmente? Solo unos pocos recortes aquí y allá...

Eso, aparentemente, fue lo que pensó una mujer bien intencionada cuando decidió cortar el pelo de su perro ella misma en casa.

Y, bueno, verás cómo resultó eso.


La otra semana, Susana Soares estaba pasando el rato con su perro, Mano, cuando se dio cuenta de que su pelo había crecido bastante. Había pasado un tiempo desde que Mano había ido al peluquero, y su "greña" se estaba convirtiendo en un problema.


"El pelo se le estaba metiendo en los ojos", dijo Soares.


Soares, que en realidad ha trabajado como estilista para humanos, pensó que domesticar la rebelde melena de Mano sería muy fácil.

"Decidí cortarle el pelo en casa", dijo.

Entonces, Soares agarró unas tijeras y se puso manos a la obra, y esto es lo que resultó:


Soares había resuelto el problema del cabello en los ojos de Mano con seguridad.


Ella le hizo un flequillo, inadvertidamente le dio a Mano una nuevo "look" cuestionable.

Era casi como si el perrito se hubiera cortado el flequillo él mismo. Sin espejo.


Mano no tuvo que preguntarle a Soares qué pensaba de su nuevo "look"

"Me caí al suelo riendo", dijo.


¿El corte se veía ridículo? Sí, por supuesto que lo hizo. Pero Mano no es vanidosa. Después de todo, podía volver a ver con claridad.


"Le gusta", dijo Soares.


A pesar de cómo resultaron las cosas, Soares tenía las mejores intenciones, y eso es lo que más importa.


Los malos cortes de pelo van y vienen. Y afortunadamente, con el tiempo, el flequillo de Mano volverá a tener un aspecto más natural.

Cuando llegue el momento de un corte de pelo de nuevo, Soares planea dejar las tijeras en el cajón y dejarlo en manos de los profesionales.
Crédito imágenes: Susana Soares

Comentarios

LO MÁS SUAVE