Capibaras hambrientos disfrutan de una calabaza gigante

Un grupo de capibaras bastante hambrientos que viven en el Bioparque de Nagasaki en Japón disfrutaron de una calabaza gigante que sus cuidadores les habían dado. Los roedores gigantes atacaron la calabaza con gran entusiasmo, aunque pasó un poco de tiempo antes de que atravesaran la dura capa exterior.

"Les dimos a los capibaras una calabaza enorme. No la pesamos, pero puede rondar los 50 kg"


Comentarios

LO MÁS SUAVE