La conmovedora despedida de una mujer a su perro que derritió los corazones de miles de personas

Una mujer honró a su difunto golden retriever en un conmovedor obituario que ha conmovido los corazones de miles de personas en las redes sociales.

Sallie Gregory Hammett, de 30 años, de Greenville, Carolina del Sur, escribió un conmovedor homenaje a su amado perro Charlie después de que el niño de siete años perdiera su batalla de cinco meses contra el linfoma a principios de este mes.

"Charlie James Gregory-Hammett cruzó el puente del arco iris el domingo 13 de septiembre pacíficamente en los brazos de su madre", escribió al comienzo del obituario del periódico simulado, que reflejaba la vida que compartían juntos.

Sallie recordó las "actividades favoritas" del golden retriever, que incluían caminar, recolectar palos, nadar, sonreír y dormir. Ella notó que él amaba todo lo que la vida tenía para ofrecer, excepto las escaleras.

"A Charlie le encantaba la playa, los paseos en coche, los plátanos y los calcetines. A Charlie siempre le encantó ir a la casa de su abuela y su abuelo, donde podía conseguir golosinas, perseguir ardillas y orinar por todas partes. Charlie fue a pasear, acampar, hacer senderismo y pescar. Vivió la mejor vida ", compartió.

"Más que cualquier otra cosa, Charlie amaba a su mamá. Siempre estaba ahí para saludarla con algunos besos y un firme agarre en su brazo. Él era su compañero constante. Ahí a través de la angustia, el dolor y la alegría '', continuó.

"Era bueno en muchas cosas, pero era mejor en el amor incondicional. Les enseñó a todos los que conoció a amar a las personas y a ver siempre lo bueno en todos ".

Sallie dijo que Charlie pasó sus últimos días en su lugar favorito, la playa, donde se relajó en los agujeros que él mismo cavó y se zambulló en las olas.

"Sus últimos días fueron muy felices y serán apreciados por siempre. Pensaremos en él cada vez que abramos la mantequilla de maní. Lo extrañaremos cada vez que veamos un calcetín en el suelo o un palo en un paseo. Lo llevaremos con nosotros a todas partes ', agregó.

"Siempre lo extrañaremos y lo recordaremos para siempre, pero nos dejó su amor feroz, que nunca vaciló ''.

En lugar de flores, pidió a otros dueños de perros que les dieran a sus "cachorros un poco de amor adicional en honor a Charlie".

Cuando Sallie adoptó a Charlie por primera vez hace siete años, tenía 23 años, era soltera y se acababa de mudar a una nueva ciudad. Rápidamente se convirtió en su compañero más cercano.

"Sé que es un cliché, pero él era mi mejor amigo", le dijo al HuffPost. “Iba conmigo a todas partes: trabajo, excursiones, viajes a Home Depot. Él era solo una fuente constante de consuelo, compañía y alegría. Todos los que me conocían conocían a Charlie y sabían cuánto lo amaba".

Dijo que sabía que su esposo, David Hammett, con quien se casó en mayo, era el único porque amaba a Charlie tanto como ella.

El obituario de Charlie sirvió como una salida para su dolor. Había querido publicarlo en su periódico local, pero era demasiado caro. En cambio, decidió crear un obituario de periódico simulado como recuerdo para conmemorarlo.

Pero después de leer sus sinceras palabras, familiares y amigos la animaron a compartir el tributo en línea. Una semana después de la muerte de Charlie, tuiteó una foto del obituario y dijo: "Era el mejor chico".

Desde entonces, la publicación ha recibido 10,000 retweets y 107,000 me gusta. Más de 2.000 personas han comentado la publicación, y muchas de ellas ofrecen a Sallie sus condolencias y elogian el obituario que había escrito para Charlie.

Sallie nunca esperó que el obituario se volviera viral, pero le dijo al HuffPost que leer los comentarios de las personas sobre sus perros especiales y la efusión de amor por Charlie le ha traído paz.

"Ha sido tan reconfortante, me hace sentir menos sola y simplemente inundada de amor", dijo, y agregó: "¡Y Charlie ha sido tan celebrado! Era un chico especial y eso significa mucho para mí ".

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA