Pasteles de erizo que resultaron terriblemente mal


No puede ser tan difícil hornear un hermoso pastel de erizo… ¿verdad? Las expectativas frente a la realidad, en este caso, son dos cosas muy diferentes y con frecuencia resulta como en las imágenes que se muestran a continuación.
























Comentarios

LO MÁS SUAVE