Conoce a Bibi, la perrita cajera que acepta caricias como forma de pago

Conoce a Bibi, una princesa muy trabajadora. Ella es una mezcla de shiba y chindo de 10 meses de edad.

La parte baja de su cuerpo se debe al color de su madre y el color de la parte superior de su cuerpo por su padre.

Bibi es una perrita consentida y tiene su propio gabinete lleno de premios, juguetes y accesorios.

Esta dulce perrita es la empleada mejor pagada de la tienda donde trabaja con su dueña, así que todos estos 'lujos' salen de su salario.

Bibi también tiene su propio closet ¡Es toda una estrella!

Bibi siempre se emociona durante el camino a su trabajo en la tienda de conveniencia. Al llegar se transforma en toda una profesional y viste su uniforme.

¡A ganarse la croqueta!

Los clientes aman a Bibi y se lo hacen saber cada día. "Preferimos venir a esta tienda que a otras para poder saludar a Bibi", dijo un cliente frecuente.

Su dueña dijo que lleva a Bibi al trabajo desde que tenía 3 meses porque no podía dejarla sola en casa.


Pero no todo es trabajo para Bibi, a veces le gusta tomar un merecido descanso durante el día para recuperar energía.

Bibi no puede controlar su emoción cuando llega una persona en especial a la tienda, ¡Su abuela!, quien también es la propietaria del lugar y quien le paga su jugoso salario.

A los clientes les gusta recompensar a Bibi con caricias y golosinas como forma de pago por su arduo trabajo.

¡La empleada del mes, del año, del SIGLO!

Comentarios

LO MÁS SUAVE