Esta gatita traviesa no deja de traer a casa ropa interior de extraños

Kee Kee la gatita  de siete años tiene un vicio oscuro y extraño: robar la ropa interior de las personas y llevarla a su casa.

Este hábito no parece molestar mucho a Kee Kee, y no parece tener ningún plan para abordar su extraña adicción. Pero está causando un poco de vergüenza a su dueña, Georgia Careless.

Kee Kee ha traído a casa montones de calcetines, calzoncillos, bragas e incluso un bikini Ted Baker.

Georgia reconoce que su mascota se está infiltrando en las casas de los vecinos a través de ventanas, puertas y trampillas para gatos abiertas, pero no tiene idea de por qué Kee Kee prefiere la ropa interior a otros tesoros.

Georgia, de 21 años, ha tenido que devolver algunos de los artículos más caros publicándolos en Facebook.

"Ella trae las cosas más extrañas, la llamamos Naughty Torty", dice Georgia, de Wells, Somerset. "Está peor en verano, cuando la gente tiene las puertas abiertas".

"Es astuta y parece que nunca la atrapan. Ella trae las cosas a lo largo de la parte superior de la cerca y luego a través de tres solapas antes de dejarlas para nosotros".

"Hubo un día en el que en el espacio de media hora nos trajo ocho pares de calcetines, uno a la vez".

Kee Kee también tiene una disputa con una tortuga cercana: regularmente toma su comida a escondidas y se la lleva a la casa de Georgia.

"Estoy bastante segura de que los alimentos que trae son de una tortuga que vive a un par de casas de nosotros", agregó Georgia. "Ella sabe a qué hora ir, trae cosas a la misma hora todos los días, normalmente un trozo de lechuga y algunas migas".

Comentarios

LO MÁS SUAVE