Perrito fiel se queda fuera del hospital durante días esperando a su dueño enfermo

Durante la semana pasada, un perro llamado Boncuk ha sido el visitante más frecuente del Hospital Medical Park Trabzon Karadeniz.

El perrito blanco llega todas las mañanas a las 9 a.m. y espera justo afuera de las puertas corredizas del hospital turco hasta la noche.

El personal del hospital conoció al devoto perro cuando siguió a la ambulancia que trajo a su dueño, Cemal Şentürk, para recibir tratamiento.

Los familiares de Şentürk se llevaron a Boncuk a casa, pero el perro se niega a mantenerse alejado de su dueño por más de unas pocas horas. "Incluso si lo llevamos a casa, se escapa y viene aquí, esperando a mi padre", dijo Aynur Egeli, la hija de Şentürk, al medio de comunicación turco DHA.

El perro nunca molesta a nadie, solo espera pacientemente junto a la puerta, buscando señales de su dueño.

La lealtad de Boncuk se ha ganado al personal del hospital, que hace viajes especiales al exterior para alimentar y visitar a Boncuk, manteniendo su ánimo. El hospital incluso orquestó una reunión para Şentürk y su cachorro, lo que permitió que el perro se sentara junto a la cama del hospital de Şentürk y recibiera el amor de su dueño.

Cuando Boncuk volvió a ver a su dueño, se convirtió en un perro completamente diferente: sonreía y movía la cola por primera vez en días.

"Boncuk ha estado conmigo durante nueve años", dijo Şentürk a DHA. "También lo extraño. Él ya está acostumbrado a mí. A veces lo llamo desde la ventana, luego se calma un poco más”.

Afortunadamente, Şentürk fue dado de alta del hospital el miércoles, según The Independent, y el perrito estaba encantado de tener finalmente a su dueño en casa.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA