Bebés armiños encuentran un trampolín y tienen el mejor día de su vida

Cuando Robert Fuller construyó un "jungle gym" con un trampolín en su jardín, no tenía idea de que le brindaría alegría a alguien más que a los pequeños humanos de su vida.

El artista de la vida silvestre con sede en Thixendale, North Yorkshire, comparte su propiedad con muchos animales salvajes, incluidos erizos, búhos, zorros, tejones y una familia de armiños.

Los pequeños armiños generalmente se reservaban para sí mismos, evitando pasar tiempo al aire libre. Pero para los animales juguetones, el trampolín era demasiado atractivo para dejarlo pasar. "Noté por primera vez un armiño en el trampolín alrededor de 2015", dijo Fuller. "¡Había estado nevando y seguí las huellas del armiño todo el camino hasta el trampolín y también por todas partes!"

Fuller instaló una red de más de 80 cámaras remotas en su jardín para seguir la vida de estos animales secretos y, finalmente, pudo vislumbrar a los armiños disfrutando de su trampolín.

"¡Los armiños parecen reunirse en el trampolín para jugar y divertirse! Parece que les gusta la textura del material y lo usan para peleas de juego y estiramientos particularmente animados".

Puedes ver a un pequeño armiño disfrutar del trampolín aquí:

Pero el trampolín no solo trae la alegría infantil a los bebés armiños, sino que también lo utilizan los animales pequeños como una especie de campo de entrenamiento para practicar las habilidades que necesitarán como adultos.

"El parque infantil completo ha sido excelente para que los animales practiquen sus habilidades de caza e incluso jueguen una versión armiño del escondite", dijo Fuller.

Desde entonces, los armiños se han apoderado de todo el gimnasio, pero en ocasiones lo comparten con búhos, tejones y otros animales.

A Fuller tampoco le importa compartir, simplemente está feliz de haber creado accidentalmente el hábitat perfecto para sus vecinos salvajes.

Comentarios

LO MÁS SUAVE