Perrita no deja que las persianas le impidan mirar por la ventana

La familia de Tootsie Roll la encontró abandonada en el bosque hace aproximadamente un año y medio. Estaba claro que había pasado por muchas cosas, así que le tomó un poco de tiempo salir de su caparazón y aprender a confiar en su familia, y hoy, es casi como si fuera un perro completamente diferente.

"Le tomó algo de tiempo, pero pasó de ser tímida y muy introvertida a esta loca loca que mastica todo y persigue todo", dijo Emily Dini, la dueña de Tootsie. "Ella es muy vocal y siempre nos hará reír".

Una de las cosas favoritas de Tootsie ahora es estar afuera, e incluso cuando en realidad no puede estar corriendo afuera, le encanta ver el mundo a través de la ventana. Ella tiene una ventana favorita por la que le gusta mirar y que generalmente tiene una cortina enfrente. Recientemente, Tootsie "accidentalmente" bajó la cortina, así que cuando su familia se fue por el día, decidieron dejar las persianas bajas.

Desafortunadamente, Tootsie no era una gran fanática de esta idea, por lo que tomó el asunto en sus propias patas.

Cuando Dini llegó a casa del trabajo ese día, vio la cara de Tootsie en la ventana e inmediatamente tuvo una idea de lo que podría haber sucedido. Ella entró y, de hecho, allí estaba. Tootsie había hecho un agujero en las persianas para poder seguir mirando por la ventana.

"Ella estaba muy orgullosa de este hoyo", dijo Dini. "¡Me estaba ladrando cuando llegué a casa para mostrármelo!"

Dini ni siquiera podía estar enojada porque Tootsie estaba tan emocionada y orgullosa de sí misma. Estaba claro que amaba tanto su nuevo hoyo, por lo que su familia decidió no reemplazar las persianas y dejar que Tootsie se quedara con su hoyo.

"Por ahora, este será su pequeño agujero especial", dijo Dini. "Ella es muy protectora de este agujero y no lo compartirá con sus dos hermanas".

Tootsie pasó de no tener nada a una vida increíble con la mejor familia y, por supuesto, su ventana especial.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA