Cámara muestra a perro consolando a su hermanita llorando con su peluche favorito

A principios de julio, Nick Elliott y su esposa trajeron a casa a su bebé, Macie, del hospital. Estaban emocionados de presentarle a la recién nacida a su hermano mayor, un dóberman pinscher de 2 años llamado Tommy.

Tommy siempre ha sido cariñoso y leal con sus padres, y esperaban que el "niño grande" actuara de la misma manera con la nueva incorporación de la familia.

"Lo hemos tenido con familiares y amigos, niños pequeños y bebés en el pasado, y todo su carácter cambia. Se pone a su nivel y simplemente se acuesta con ellos, dejándolos acariciarlo", dijo Elliott. "Gentil y cuidadoso, debe ser un instinto natural ".

Elliott se emocionó cuando el primer encuentro entre el perro y el bebé fue exactamente como esperaban.

"[Nosotros] saludamos a Tommy y lo acomodamos antes de traer a Macie", dijo Elliott. "Le dejamos oler su ropa y le dijimos 'gentil' ... trajimos a Macie, y él fue naturalmente muy curioso y gentil . "

"Fue como si él la aceptara instantáneamente, ya que siempre quiso estar cerca, pero nunca la tocó", agregó.

Lo que los nuevos padres no anticiparon fue que Tommy también quería cuidar a Macie. El perro es sensible a las emociones de su nueva hermana y trata de animarla siempre que sea posible.

"Solía hacer un pequeño gemido triste cuando ella lloraba durante los primeros días, pero ahora se ha acostumbrado a todos los nuevos sonidos y olores, así que no se inmuta", dijo Elliott. "Él pasa con regularidad y la revisa".

Recientemente, Macie estaba llorando por su biberón cuando Tommy decidió tomar las cosas en sus propias manos. Cuando la mamá de Macie fue a la cocina a hacer un nuevo biberón, Tommy consoló a Macie de la mejor manera que sabía: llevándole su osito de peluche favorito.

Ambos padres se sorprendieron cuando miraron el dulce momento que había capturado el monitor para bebés.

"Miramos hacia en la cámara después de que Hayley descubrió [el osito] con ella, y fue entonces cuando vimos lo que había hecho", dijo Elliott.

Si bien solo han pasado tres semanas desde que Macie se unió a la familia, Elliott se siente seguro de que su pequeña tiene un hermano mayor peludo que siempre hará todo lo posible para hacerla feliz.

Comentarios

LO MÁS SUAVE