Gatita callejera se transforma en una princesa esponjosa después de su adopción

Hace un año, Nur Hamizah Had de Malasia vio a una gatita cubierta de llagas debajo de su automóvil en su patio trasero, que decidió adoptar y la llamó Meimei.




Nur Hamizah llevó a Meimei a un veterinario local en la ciudad entre cuatro y cinco veces para tratarla, y Meimei tardó unos cinco meses en recuperarse por completo.



Meimei ha ganado 4 kg en 5 meses y ahora pesa más de 6 kg. Se ha convertido en una princesa peluda y saludable y vive feliz con su dueño.





Comentarios

  1. Que Dios bendiga grandemente a la persona que la adopto, le cambio la vida y el ganó una compañera fiel 💙🙏

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

LO MÁS SUAVE