Gato fiestero solo en casa pone música a todo volumen: vecinos denunciaron una fiesta

Los vecinos de un edificio llamaron el pasado fin de semana a la policía para denunciar que alguien estaba haciendo una fiesta demasiado ruidosa en un departamento. Cuando los oficiales llegaron al lugar, comprobaron que estaba solo el gato: sin querer, el michi había encendido el equipo de música.

El episodio forma ahora parte del anecdotario de la Policía de Lugo (España). Se registró durante la madrugada del domingo 25 de julio en un edificio de la Ronda das Fontiñas.

Los vecinos denunciaron "un ruido de música en tono alto que les imposibilitaba el descanso". Tras registrar esa denuncia, los agentes fueron al lugar pero comprobaron que no había nadie en el interior del departamento. Empezaron a investigar entonces quién vivía allí y localizaron por la mañana al propietario del piso, que se encontraba fuera de la ciudad.

Cuando le contaron lo ocurrido, el hombre les contó lo que había ocurrido. Manifestó que posiblemente "lo que accionó el equipo de música fuera su gato que quedó en la vivienda ya que tiene la costumbre de encender el equipo musical con la pata y mover la rueda del volumen".

Sí, un gato adicto a las fiestas. Y fue la única hipótesis que quedó en pie ya que solo la mascota estaba en la vivienda al momento de la estridente música. La próxima vez que salga de viaje, el dueño debería desenchufar el equipo, aconsejaron algunos, con muy buen tino.

Comentarios

LO MÁS SUAVE