Gorila trae a su bebé para conocer a una madre y su recién nacido

A veces, una diferencia realmente no es una diferencia en absoluto, especialmente cuando se trata de los lazos del amor de una madre.

Pregúntale a Emmelina Austin y a su nueva amiga, esta mamá gorila llamada Kiki.

El otro día, Austin y su familia decidieron visitar el zoológico Franklin Park en Boston con su hijo de un mes, Canyon.

Fue allí, mientras se detenían en el recinto de los gorilas, donde los Austin vieron a Kiki en compañía de su propio hijo, un bebé gorila de 7 meses llamado Pablo.

"Mi esposa mencionó que sentía que podía entender su vínculo y podía ver cuánto se preocupaba por Pablo, ya que ahora ella es madre", dijo Michael Austin, el padre de Canyon, a The Dodo.

"Mi esposa levantó a nuestro hijo para mostrárselo a Kiki, que estaba al otro lado del recinto ... luego Kiki agarró a Pablo y lo puso en su pierna para llevárselo a nosotros".

Durante los siguientes minutos, Emmelina y Kiki se sentaron con sus bebés a centímetros de distancia, uniéndose como madres, a pesar de la barrera entre ellas, en un idioma tan antiguo como el tiempo:

"[Kiki] nos estaba hablando con sus manos", dijo Michael. "Pablo incluso acercó su rostro hacia el cristal. Mi esposa y yo teníamos lágrimas en los ojos".

Fue un momento que la joven familia no olvidará pronto.

"Fue una de las experiencias más asombrosas", dijo Michael. "¡Un recuerdo tan increíble para compartir con nuestro hijo algún día!"

Comentarios

LO MÁS SUAVE