El presidente de Corea del Sur sugiere una prohibición nacional de comer carne de perro

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, pidió el lunes una prohibición a nivel nacional de la práctica de comer perros, dijo su oficina.

La carne de perro se ha consumido durante mucho tiempo en Corea del Sur, pero el presidente, que a su vez es un amante de los perros, declaró que se debe poner fin a la práctica tradicional para evitar la vergüenza internacional.

La carne de los caninos constituye una parte importante de la cocina de Corea del Sur y se cree que aproximadamente un millón de perros se comen anualmente, pero el consumo ha disminuido en los últimos años a medida que más personas adoptan a los perros como compañeros en lugar de como ganado.

La práctica es ahora una especie de tabú entre las generaciones más jóvenes y la presión de los activistas por los derechos de los animales también ha aumentado.

"¿No ha llegado el momento de considerar prudentemente prohibir el consumo de carne de perro?" Moon le dijo al primer ministro Kim Boo-kyum durante una reunión semanal, según la portavoz presidencial.

La industria de mascotas de Corea del Sur está en aumento, con un número creciente de personas que viven con perros en casa, el presidente entre ellos.

Moon es un conocido amante de los perros y tiene varios caninos en el recinto presidencial, incluido un perro callejero que rescató después de asumir el cargo.

Adoptar al perro fue una de las promesas de Moon durante su campaña presidencial y el perro se convirtió en el primer perro de rescate en llegar a la Casa Azul.

Según los informes, Moon hizo los comentarios cuando se le informó sobre un plan para mejorar el sistema de cuidado de las mascotas abandonadas y las discusiones sobre un sistema de registro obligatorio para perros.

"Después de la sesión informativa, dijo que ha llegado el momento de considerar cuidadosamente la imposición de una prohibición de la carne de perro", dijo la portavoz de Moon, Park Kyung-mee, en un comunicado.

Fue la primera vez que Moon planteó una prohibición, lo que probablemente dé un nuevo impulso al debate sobre si reducir la práctica.

La actual ley de protección animal de Corea del Sur está destinada principalmente a prevenir la cruel matanza de perros y gatos, pero no prohíbe el consumo en sí.

No obstante, las autoridades han invocado la ley y otras regulaciones de higiene para tomar medidas enérgicas contra las granjas de perros y los restaurantes antes de eventos internacionales como los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018.

Si bien ya no es tan común como antes, la carne de perro se consume de forma regular, principalmente por personas mayores, y se sirve en algunos restaurantes y se puede comprar en mercados específicos.

Para aumentar su popularidad, varios aspirantes a la presidencia se han comprometido a prohibir la carne de perro en las últimas semanas, especialmente porque los perros se han vuelto populares como mascotas y los grupos de defensa han instado a Corea del Sur a cerrar restaurantes y mercados que venden carne de perro.

Lee Jae-myung, gobernador de Gyeonggi, la provincia más poblada del país y uno de los principales contendientes presidenciales del partido de Moon, ha prometido presionar por una prohibición a través del consenso social.

Pero Yoon Seok-youl, uno de los favoritos de la oposición, ha dicho que es una cuestión de elección personal de la gente.

Una encuesta encargada por el grupo de bienestar animal Aware publicada este mes dijo que el 78% de los encuestados cree que la producción y venta de carne de perro y gato debería estar prohibida y el 49% apoyó la prohibición del consumo.

Pero otra encuesta realizada por la firma de encuestas Realmeter encontró que la gente estaba dividida sobre si el gobierno debería prohibir el consumo de carne de perro, aunque el 59% apoyó las restricciones legales sobre el sacrificio de perros para consumo humano.

Comentarios

LO MÁS SUAVE