Hombre captado con un gatito en el metro está restaurando la fe de la gente en la humanidad

El otro día, Gillian Rogers volvía a casa en el metro de la ciudad de Nueva York cuando un hombre sentado en el mismo vagón de tren le llamó la atención y, en un instante, la animó.

Resulta que el hombre que vio Rogers no estaba solo.

Descansando en el regazo del extraño había un gatito pequeño, envuelto en una toalla.

"Lo estaba alimentando con biberón", dijo Rogers. "Se podía ver el cariño. Sentía que mi corazón iba a explotar al ver a alguien con tanto cariño. Estaba tan inmerso en el momento".

Después de observar al hombre por un momento, Rogers supo que no podía dejar el tren sin averiguar más, así que se acercó al hombre para preguntarle cómo había conocido al gatito.

"Tuvimos una charla", dijo. "Me dijo que había encontrado al gatito solo entre dos edificios".

En lugar de dejarlo allí para que se las arreglara solo, el hombre lo había rescatado, encargándose de mantenerlo cómodo y alimentado.

"El gatito lo miraba mientras lo alimentaba", dijo Rogers. "Fue muy reconfortante. Le dije: 'Gracias'".

Pronto, llegó la parada de Rogers y tuvo que irse antes de poder preguntarle al hombre cómo se llamaba. Pero a pesar de separarse como extraños, el simple hecho de presenciar el espíritu amoroso del hombre había transformado el día de Rogers.

"Fue realmente un momento especial. Cuando me bajé del metro, me sentí como si estuviera caminando en el aire", dijo Rogers. "Me sentí feliz, como que renovó mi fe en la humanidad. Todavía hay gente decente por ahí".

Para Rogers, la escena fue especialmente conmovedora; como fundadora de Pet Rescue Squad Inc., dedica su vida a ayudar a los animales. Pero después de publicar en línea sobre el encuentro, que desde entonces se ha vuelto viral, Rogers descubrió cómo la muestra de compasión de un extraño puede impactar al mundo.

"No tenía idea de que la foto iba a resonar como lo ha hecho. Me hace feliz", dijo. "Creo que todos necesitamos algo que nos anime".

Comentarios

LO MÁS SUAVE