Leopardo se arrepiente después de intentar cazar un puercoespín para la cena

Este leopardo hambriento no tuvo más remedio que admitir la derrota después de pelear con un puercoespín espinoso.

El depredador fue visto acechando al roedor puntiagudo, antes de darle un golpe y arrepentirse rápidamente de su decisión.

La extraña batalla, que duró una hora y media, vio al decidido leopardo tomar varios descansos para quitarse las púas de las patas y lamer sus heridas, mientras el valiente puercoespín se quedaba como para molestar a su oponente.

Finalmente, el leopardo admitió la derrota y la pareja se escabulló juntos, pareciendo pedir una tregua.

Comentarios

LO MÁS SUAVE