Conoce al perrito Golden Retriever que fue elegido como alcalde de este pueblo de California

Phyllis Mueller es una madre cariñosa con un trabajo increíblemente único. Mueller es la jefa de personal del alcalde de la ciudad de Idyllwild, California, y el alcalde es su golden retriever de 8 años, Max.

Sí, el alcalde Max es literalmente el alcalde de Idyllwild, y lo ha sido casi toda su vida. El nombre completo del alcalde Max es Maximus the Mighty Dog Mueller II, y comenzó a desempeñarse como alcalde cuando tenía solo 11 semanas de edad.

"Ha sido alcalde toda su vida", dijo Mueller. "Él sabe qué hacer cuando está en público. Le encanta la gente, le encanta posar para fotografías y le encanta su trabajo".


Idyllwild es una pequeña comunidad de montaña en las afueras de Palm Springs, y su organización local de rescate de animales realizó una campaña para elegir al primer alcalde de la ciudad no incorporada. ¿El único truco? Ningún humano podía postularse, pero los lugareños podían presentar a sus mascotas como candidatas.

El golden retriever anterior de Mueller, Maximus the Mighty Dog Mueller, fue el ganador de la primera elección y se desempeñó como alcalde canino hasta que falleció a la mitad de su segundo mandato. Debido a la enorme popularidad de Max en la comunidad, Mueller buscó a otro perro del linaje de Max I para que viniera y sirviera en su lugar, y así fue como encontró al alcalde Max II.



Junto con el nuevo alcalde Max vino el vicealcalde Mitzi y el vicealcalde Mikey, todos familiares del Max original. Los tres cachorros ayudaron a terminar el primer mandato del alcalde Max original en el cargo. Luego fueron elegidos de por vida durante la tercera elección. Max ahora incluso ha sido reconocido oficialmente como alcalde por el condado de Riverside.

Mueller, su perrito alcalde y sus ayudantes pasan sus días como embajadores de buena voluntad de la ciudad de Idyllwild, saludando a los lugareños y turistas, visitando hogares, hospitales y organizaciones de cuidados paliativos, y haciendo tantas buenas obras como sea posible. Mueller dice que la oficina del alcalde Max es apartidista y apolítica, y su índice de aprobación es sorprendentemente alto.

"Solo hacemos cosas amables y amorosas por las personas", dice Mueller. "[El alcalde Max] no sabe lo que significa republicano o demócrata, pero sabe cómo amarte incondicionalmente".

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA

LO MÁS POPULAR