Perrito comparte la rutina más dulce con un vagabundo que lo visita todos los días

Una persona no necesita tener muchas posesiones materiales para ofrecer el mayor regalo de todos: un corazón cálido y amoroso.

Pregúntale a esta perrita llamada Mimi.

Mimi vive en Brasil con su dueña, Edna Kobori. Allí, la dulce perrita ha formado una adorable rutina con un hombre que, a ojos de algunos, tiene muy poco que ofrecer. Mimi sabe que están equivocados.

Su nombre es Sebastião. Todos los días, se detiene para entregarle alegría a Mimi.

"El señor Sebastião, un vagabundo, no puede pasar por mi calle sin saludar con Mimi ”, dijo Kobori. "Ella sabe quién ama a los animales".

Aquí hay un video de una de esas visitas:

No está claro exactamente cuándo comenzó la dulce rutina de Mimi y Sebastião, pero es fácil ver que estas pequeñas visitas amorosas son algo que ambos esperan con ansias, obsequios que no cuestan más que un gesto de bondad.

Y si se mide la riqueza en caricias y meneos de cola, estos dos amigos son quizás la pareja más rica de todas.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA